Las llantas usadas: catalogadas como un residuo especial

Pensar en llantas usadas, generalmente, remite a la necesidad primordial de los hombres de desplazarse. Este elemento a través del tiempo se traduce en un artefacto de desarrollo para las sociedades. Es así que, desde la invención de la rueda surgieron diversos medios de transporte que significaron: interconexión entre ciudades y más desarrollo.

Sin embargo, las llantas, en la actualidad y su generación a gran escala han causado preocupación ambiental. Son catalogadas como un residuo especial. En Colombia no entran en la categoría de residuo peligroso según la norma técnica GTC 24 del 20 de mayo de 2009. Es importante resaltar que los usuarios finales deben estar en la obligación de entregar este elemento en lugares autorizados de recolección, establecidos por las empresas generadoras del mismo.

Crear conciencia ambiental alrededor de este residuo es la meta para soñar con un mundo mejor. Debido a su gran volumen y a la dificultad de las llantas para degradarse en el tiempo se requiere de un manejo y un proceso diferente, es allí donde entran empresas especialistas como 4R Soluciones Ambientales. Con sus servicios oportunos y basados en la excelencia producen derivados como el caucho, el acero y la fibra.

Con la recolección de llantas y su disposición en lugares técnicamente seleccionados y adecuadas para la disposición final se producen mejores condiciones que reducen los daños y los riesgos que atentan contra la salud pública.

Empresas como 4R Soluciones Ambientales y el uso correcto de este residuo no peligroso permiten minimizar y controlar los impactos ambientales causados por la quema incontrolada o el abandono en sitios inadecuados; como quebradas. Es así que de un pequeño aporte surgen grandes soluciones.

Comments are closed.